Y tú, ¿vives, sobrevives o pervives?

objetivos
photopin.com

Hace unos días Gregory Cajina estuvo en Zaragoza Activa (lo siento, soy fan, no puedo evitarlo) hablando de coaching y vida, y de #rompelazona.  Para una persona como yo que se aproxima de puntillas y con interés al coaching y la PNL me resultó una charla de lo más motivadora, y es que hoy en día, conseguir motivar es todo un reto tal y como estamos socialmente.  Así pues, deciros que salí de allí con una enorme sonrisa y una gran cantidad de ideas.

Y es que en realidad tampoco nos habló de cosas excesivamente trascendentales, ni filosofó profundamente, ni nada por el estilo… Simplemente se limitó a ser cercano y a plantearnos una pregunta clave: ¿para qué hacemos lo que hacemos?  Para una persona que de alguna manera piensa antes de actuar y valora sus pasos a seguir, que te hagan cuestionarte donde vas y porqué, personalmente, me parece un reto  más que atractivo.  Pero sin duda una cosa es más que clara, y es el tener una respuesta coherente a la pregunta de ¿para qué haces lo que haces?

A lo largo de toda la charla Gregory salpicaba todo de una pregunta importantísima.  En el momento que acababa una clave del discurso preguntaba: ¿tiene sentido?  Silencio sepulcral.  Estoy segura que con esa simple cuestión consiguió captar la atención de todos y cada uno de los que estábamos allí. ¿Lo que dice tiene sentido? ¿Me he hecho alguna vez esta pregunta?  En fin, suposiciones varias después, mi conclusión es que la única manera de poder interiorizar algo es respondiendo a la pregunta de si tiene sentido.  Primer gracias por hacer que nos cuestionemos a nosotros mismos.

También comentó otra idea fundamental, que fue la de enamorarnos de nuestro propio proyecto.  Siguiendo con la idea de porqué haces lo que haces, es imprescindible sentir que haces algo que te apasiona de alguna forma, que te aporta, que te llena, que te revierte…  ¿Has visto alguna vez a alguien enamorado de su propio proyecto?  Yo sí, a mucha gente, y he de decir que son ellos los que consiguen abrirse paso.  Dos ejemplos de abrirse paso a través del amor al propio proyecto:  Manuel Zaragoza y EducarParaElCambio.com, y Pilar Romanillos y Garabateando Sonrisas.  Son dos ejemplos de dos personas que tienen claro el fin, que saben qué quieren, que lo transmiten y que se hacen valer comunicando.  Son dos ejemplos de personas enamoradas de sus propios proyectos.

Otra de las ideas clave.  El planteamiento que tienes ante la vida, ¿es el de sobrevivir, el de vivir o el de pervivir?   ¿Qué quieres conseguir con tu existencia? ¿Cuál es tu fin? ¿Para qué sirve tu vida?  Maslow comentaba en su pirámide de las necesidades humanas que para conseguir llegar a los estratos más elevados primero debíamos satisfacer las necesidades más básicas.  Es evidente que para poder pensar hay que comer, es química pura, pero… ¿qué quieres en tu vida? ¿qué te hace feliz? ¿con qué te sientes realizado? ¿para qué estás aquí?  Necesitamos ejecutores pero también pensadores que marquen el camino.  A un nivel personal, debes tener claro si sobrevives (te apañas con cualquier cosa sin cuestionarte nada más), vives (te apañas con aquello que te motiva) o pervives (te apañas con aquello que te llena)?  Sin duda, el nivel de implicación también varía, esto es, no estoy más liberado de responsabilidades o tengo menos tareas a un mayor nivel, sino que a un mayor nivel mejor me siento conmigo mismo y con el entorno.  Al final todos trabajamos para generar algo que revierta en el resto de las personas… ¿para qué haces lo que haces? ¿Para comer? ¿Para que te permita hacer otras cosas? ¿Para tener un fin más amplio?  A veces el buscar eso que nos llena puede significar nuestro punto de inflexión.  Puedes darte la oportunidad, piensa, ¿para qué haces lo que haces? ¿qué te motiva? ¿puedes dedicarte a algo que te llene? ¿Quieres invertir tiempo?  El tiempo es una cuestión fundamental, pero la clave real está en la dicotomía querer-poder.  ¿Quieres o Puedes hacer algo?  La sinceridad de tus respuestas marcarán tu camino…

Anuncios

4 comentarios sobre “Y tú, ¿vives, sobrevives o pervives?

  1. Hola Elena… qué razón llevas con que todo empieza cuestionándose a uno mismo y según te vas respondiendo empiezas a generar cambios… y ves como todo se transforma. Gracias por tus palabras y por tu mención. Sabes que mi pasión empezó cuestionandome muchas cosas pero también sintiéndome escuchada y comprendida por personas como tú. Sigamos entonces con el Plan…

  2. Hola Elena!
    … bueno, no tengo palabras, me has sacado los colores… muchísimas gracias por tu comentario, creo que inmerecido. Te agradezco la generosidad de compartir tu experiencia, conocimiento y aprendizaje a través de tu blog, eres un gran ejemplo ¡MOTIVAS a muchos como yo!
    No conocía a Pilar Romanillos, me parece extraordinaria.

    En cuanto a la charla de Gregory Cajina, se agradece muchísimo que organicen eventos de este tipo: Coaching, Programación neurolingüística, Inteligencia Emocional, autoconocimiento, Mindfulness… Coincido contigo en que me llevé la mochila cargada de ideas interesantes, me quedo con estas tres:

    1. ROMPER la zona de confort (personalmente prefiero decir AMPLIAR el círculo de confort, el CÍRCULO de INFLUENCIA) en definitiva no es otra cosa que hacer cosas diferentes, es enfrentarse a nuevos proyectos, los más deseados, nuestros anhelos, sueños… Es atreverse al miedo. No dejar de tenerlo, ¡no! El miedo es vital, en el sentido de que nos mantiene vivos. La esencia de ampliar la zona de confort está recogida en el hábito de la PROACTIVIDAD, del estupendo libro de Stephen R. Covey “Los siete hábitos de las personas altamente efectivas.” (+ de 20 mill. de libros vendidos y según la revista Time uno de los 25 estadounidenses más influyentes del siglo XX), sin duda un referente básico en el Coaching, personalmente ha sido un punto de inflexión leerlo, Elena, te encantará.

    2. “En función del tiempo que pasemos con nuestra tribu (gente con la que compartimos aficiones, intereses, pensamientos en común…) obtendremos mayor o menor porcentaje de felicidad. Nosotros somos en función de con quien estamos.” Esto me recordó las palabras de André Stern en la Universidad de Zaragoza, él comentó acerca de las amistades que no las marcan nuestro DNI en el sentido de que tenemos capacidad de decisión, es decir, no vienen marcadas por cuándo y dónde nacemos (creencia limitante).

    3. Una de las claves para ampliar nuestra zona de confort es el ENTUSIASMO, la PASIÓN, el estar completamente enamorados de lo que haces, de tu objetivo – proyecto, de tu trabajo… de lo que sea…, pero con VERDADERO ENTUSIASMO, así el éxito está asegurado.

    Las preguntas que planteas en tu post son poderosísimas, 100% de PNL, dan vértigo y generan problemas… molestan, sí, pero para crecer primero hay que querer cambiar algo en nuestro interior (la profundidad dependerá del nivel neurológico que queramos modificar) y si no sabemos cómo somos, para qué estamos aquí, entonces es imposible querer cambiarlo (o no). Esto me recuerda una frase que nos decía en la Facultad el que considero me cambió la forma de mirar en la vida, el arquitecto José Laborda: “se puede ser inmoral, pero no amoral”.

    Por último cuando habló de tres tipos de personas en la vida (los que sobreviven, viven y perviven) me recordó la preciosa metáfora que relató el gran José Antonio Marina (para mi una de las mentes “top ten” del panorama actual español) en su magnífica conferencia “La era del Aprendizaje”.

    Cuentan que en la Edad Media pasaba un campesino junto a la construcción de una catedral cuando se quedó asombrado y sorprendido al ver una cuadrilla de canteros. Trabajaban duro tallando las piedras para transformarlas en sillares. Se decidió preguntarle a uno de ellos: “Oye, ¿qué estás haciendo?” le dijo al primero. “Pues aquí, aguantando a mi jefe que no para de hacerme la vida imposible”. Más adelante, hizo la misma pregunta a otro tallista, le respondió: “Haciendo lo que me mandan”. Por último le preguntó a un tercero “¿y tú, qué haces?, ¿qué estás haciendo?” Este le respondió entusiasmado: “¿¿Yo??, ¡ESTOY CONSTRUYENDO UNA CATEDRAL!”

    Saludos !

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s