Nunca es tarde

photopin.com
photopin.com

Cuando estamos buscando trabajo la idea de “nunca es tarde” ni se nos pasa por la cabeza. De hecho, siempre es tarde: tarde para que nos contraten, tarde para que tengamos una entrevista, tarde, nunca a tiempo, como el conejo de Alicia en el País de las Maravillas. Nuestro plan mental con nuestra realidad pocas veces se cruzan, pero hay veces que aún sin cruzarse ocurren situaciones extraordinarias.

Creo que la orientación profesional y la laboral van por diferentes derroteros, y hoy quiero hacer hincapié en la profesional, en la que tiene que ver con la “profesión” de cada uno. Por que a veces, la profesión nos llega sin avisar. Puede que durante años te hayas dedicado a vagar por diferentes empleos que te ofrecían una remuneración y punto, en los cuales no buscabas nada más que un sueldo. Pero a veces la vida te da la vuelta. Y puede ocurrir que, cuando menos te lo esperas, lo profesional se coma a lo laboral.

Si no tienes nada que te motive, si todas tus experiencias laborales han sido frustrantes y no te han llenado de ninguna manera, la perspectiva de buscar empleo puede que sea de lo más desesperante. Sobre todo porque probablemente seas una persona que busca “cualquier trabajo” , sin filtro, sin fin, sin objetivo. Puede que leas esto y creas fervientemente que tú, TÚ, no tienes ni opción ni derecho ni sentido alguno a concretar un objetivo. Necesitas trabajar para vivir, sin duda. Pero también necesitas tener un poco de luz. Por que nunca es tarde.

¿Has tenido alguna aspiración en tu vida? ¿Algún deseo? ¿A qué te habría gustado dedicarte? ¿Lo has pensado alguna vez? ¿Lo has tenido claro y has pasado de ello? ¿Has considerado que la realidad era demasiado dura como para intentarlo? ¿La vida te ha llevado por otros caminos? Cuántas veces nos pasa… tomamos una decisión, un camino, y de repente surgen un montón de opciones, todas igual de atractivas y todas igual de imposibles, ¿por qué todo de golpe?

Nunca es tarde para dar opciones a oportunidades nunca antes probabas, nunca antes surgidas. A veces nos dejamos llevar por la tiranía de la obviedad, desdeñando oportunidades que nos parecen descabelladas. Tal vez dar un voto de confianza a algo que nunca antes habíamos probado puede ser lo que nos saque de un camino que, seguro, no es el que queremos.

Por que las oportunidades no debemos dejarlas pasar, nunca es tarde. Y cuando nos arriesgamos, cuando nos lanzamos, cuando dejamos de lado el miedo y probamos algo diferente, es cuando de verdad podemos encontrar algo diferente.  Pero si no nos damos la opción, si no nos atrevemos, jamás llegaremos a cambiar. Nunca es tarde.

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Ivan Gomez dice:

    Es muy cierto. No hay que desanimarse, y como dijo Einstein: Si buscas resultados distintos no hagas siempre lo mismo. Un saludo Elena.

  2. artemisosa dice:

    Inspirador post! Nunca es tarde para volcarte en tu vocación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s