Trazando mi camino: la planificación estratégica

plan profesionalMi ávido deseo de aprender cosas me  ha movido hacia un campo que tenía abandonado y que siempre me ha atraído, y por ello me encuentro ahora mismo realizando un curso de Marketing Empresarial.  Y la verdad es que estoy sorprendida de lo interesante y apasionante que me está resultando. Pero sobre todo, lo que más me está gustando y motivando es el hecho de que TODO lo que es el marketing enfocado a empresas se puede aplicar más que exitosamente a la clarificación, gestión y difusión de la propia marca personal.  Y es que, sin duda cada día más, cada uno/a somos nuestra propia microempresa, y para optimizarnos, debemos trazar nuestro plan, y para ello podemos hacer uso de una valiosa herramienta denominada planificación estratégica.

Todos y todas trazamos estrategias a lo largo de nuestra vida y en todos los ámbitos de la misma.  De manera más o menos consciente, a la hora de conseguir un objetivo pensamos cuál puede ser la manera más adecuada a seguir para lograrlo.  En realidad, la planificación nos va a ayudar a trazar un mapa del camino que queremos seguir para elegir la mejor ruta (o rutas…) que nos va a llevar al lugar deseado.

Si hablamos de planificación estratégica en el ámbito de la empresa, las fases que nos encontramos son:

  1. Elaboración de la filosofía de la empresa (misión y visión)
  2. Análisis del entorno o ambiente externo en el cuál se desenvuelve la empresa.
  3. Análisis de la realidad interna de la empresa.
  4. Determinación de objetivos estratégicos y selección  de estrategias.

¿No os suena a algo?  Centremos las ideas.  Si queremo trazar nuestro(s) camino(s) en el ámbito profesional de la forma más adecuada posible, analizaremos los cinco puntos básicos siguientes, a ver qué os parece:

  1. A dónde quiero llegar.  Lo definiremos de una forma clara, concisa y coherente con el resto de los cuatro puntos siguientes.  Redifiniremos nuestro objetivo las veces que haga falta hasta que sea conseguible en un plazo de tiempo realista.
  2. Dónde nos estamos moviendo.  Es decir, tendré en cuenta el entorno en el que estoy inmerso/a (por ejemplo, buscar trabajo en Madrid no es igual a buscar trabajo en Huesca), quiénes son mis competidores directos, cuáles son las tendencias del mercado…
  3. Quién soy yo como microempresa.  Qué estoy vendiendo, qué ofrezco, cuál es mi producto o servicio, cómo gestiono mi marca…
  4. Cuáles son mis puntos fuertes y débiles.  Potenciaré aquellas cosas que sean una ventaja o que aporten valor y trabajaré para mejorar aquellas capacidades, conocimientos, habilidades, que necesito optimizar (sin obsesionarme con esto último)
  5. Preparar la estrategia.  Tengo los cuatro puntos claros, sé lo que quiero, dónde me muevo, lo que soy, lo que tengo… con eso ya puedo trazar mi plan estratégico.

¿Veis?  Cada uno somos nuestra propia microempresa: somos capaces de clarificar nuestra filosofía profesional y con ella descubrir qué queremos conseguir en un futuro (misión/visión), podemos perfectamente conocer nuestro entorno, analizar nuestro producto, nuestros puntos fuertes y débiles, y sin ningún ápice de duda, podemos trazar nuestras estrategias en función de todo ello.  Al cabo de un tiempo (que habremos planificado también) analizaremos qué hemos conseguido y qué no, veremos qué estrategias nos han funcionado y cuáles no, redefiniremos (o no) nuestro objetivo…  En definitiva, iremos avanzando hacia nuestra posición, y si vemos que nos estamos desviando, veremos qué fuerza o fuerzas nos están influyendo para redireccionarnos con respecto a nuestro plan estratégico y valoraremos cómo (y cuándo) actuar.

Cuando uno sabe dónde va, qué opciones hay afuera y con qué cuenta dentro, entonces puede diseñar acciones reales encaminadas a conseguir objetivos alcanzables.

Anuncios

2 comentarios sobre “Trazando mi camino: la planificación estratégica

  1. Excelente tu artículo Elena, como siempre dándonos valor añadido.
    Es muy importante tener un objetivo para enfocar mi camino hacia el trabajo que quiero. aún diría más yo animaría a la gente ( y a mí mismo) a buscar un OBJETIVO DE VIDA. Pararnos!!!!! y comparar mi Estado Actual y el Estado Deseado puede ayudarnos a buscar nuestro objetivo de vida. Anclar ese objetivo a un valor, como el amor, la libertad,…… será lo que en los momentos menos buenos nos hará volver al camino.
    ” ¿Podría decirme por favor , qué camino he de seguir desde aquí?
    Eso depende en buena medida del lugar donde quieras ir – respondió el gato
    No me importa mucho a dónde….. – dijo Alicia.
    Entonces no importa por dónde vayas…. dijo el gato.”
    “Alicia en el país de las maravillas” de Lewis Carrol.

    Un fuerte abrazo Elena

    Antonio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s