La gestión del talento… propio

gestion del talento
photopin.com

El talento parece que es la palabra de moda.  Los reclutadores buscan talento en los candidatos, las empresas innovadoras gestionan y desarrollan el talento.  La RAE define el talento como la capacidad para el desempeño o ejercicio de una ocupación.  Bueno, visto así, simplemente, es probable que yo tenga también talentos desarrollados.  Y es que cuando pensamos en la palabra talento nos imaginamos casi a un niño prodigio, que realiza cálculos matemáticos infinitos e inconcebibles para el ciudadano de a pie.  Pero no, talento es algo tan sencillo como tener la capacidad para desempeñar una ocupación, y seguro que todos/as tenemos algo de eso, ¿o no?

Lo que más cuesta en general al ser humano es trabajarse, es decir, reflexionar sobre uno mismo, pensar y descubrirnos, lo que viene a ser el mirarnos al espejo y enfrentarnos con total entrega a la imagen que nos devuelve, sin miedo, ni vergüenza, ni exceso de orgullo, sino desde una aproximación llana, crítica y objetiva dentro de las posibilidades.   Cuando realizamos la tarea de pensar sobre nosotros/as mismos/as de una manera limpia y realista es cuando podemos empezar a descubrir nuestro(s) talento(s) de una forma honesta y clara.  ¿Qué se me da bien? ¿Cuándo lo he demostrado? ¿Cómo lo pongo en práctica?  Si el talento es el desempeñar bien un trabajo, ¿en qué momentos lo he hecho? ¿Cómo lo hice? ¿Qué pasos seguí? ¿Lo hice sólo/a o con alguien más? El miedo al fracaso o el exceso de autoestima serán los dos enemigos más grandes a vencer, para limitar al máximo su efecto, no está de más pedir opiniones externas: amigos, colegas, antiguos compañeros de trabajo o jefes, familiares, compañeros de estudios… seguro que nos pueden aportar una visión que de otra manera a nosotros/as se nos habría pasado.

La gestión del talento en una empresa se hace buscando a los profesionales más cualificados o que más destacan dentro y fuera de la empresa.  La gestión del talento propio implica reconocerse y ver nuestras capacidades desarrolladas y nuestras potencialidades, y sobre todo, el buscar la manera de demostrarlo o darlo a conocer.  Porque si no demuestro lo que tengo de alguna manera difícil es que los demás lo adivinen o lo intuyan. El talento no está fuera, ni es para otros ni está reservado a la élite de la profesión que sea.  El talento no es innato, no es un don, el talento se trabaja.

En resumen, para responder a la pregunta ¿Cómo descubrir mis talentos?  demos cuatro simples pasos:

  1. Reflexiona.  El autoconocimiento es clave, saber quién soy a nivel profesional, en qué destaco, qué logros he conseguido… pero también lo son las circunstancias que te rodean.  ¿En qué situaciones te sientes mejor y más lúcido/a?  ¿Cómo trabajas mejor?  Plantéate preguntas que te den respuestas concretas.
  2. Pide ayuda.  Feed back externo es fundamental, todo aquello que puedas recolectar de otras personas que te conozcan bien tanto a nivel profesional como personal te ayudará a allanar el camino.
  3. Bájalo a la tierra.  Si tu madre te dice que eres el/la que más vale de todos/as, bueno, no dudo que tenga razón, pero céntralo en la realidad.  Bajarlo a la tierra significa analizar todo lo que has averiguado sobre tus talentos y preguntarte, ¿ésto es así realmente? ¿cómo lo puedo demostrar en un minuto (o dos o veinte)?  ¿Qué necesito para desarrollarlo más?  ¿Cómo lo transmito de cara a los demás? …  
  4. Trabájatelo.  Lo dicho, no es innato, no se adquiere por ciencia infusa, no aparece de repente… trabajemos inquietudes, capacidades y pulamos competencias.

Que todos tenemos muchas cosas buenas y malas dentro, y en momentos de crisis tendemos a maximizar las malas y minimizar las buenas.  Hagámonos un favor, si el exterior no favorece, trabajemos el interior, es lo único sobre lo que realmente podemos hacer algo de verdad.

Anuncios

3 comentarios sobre “La gestión del talento… propio

  1. Creo que el autoconocimiento es una de nuestras asignaturas pendientes, no se si por capacidad analítica o por voluntad. En cualquier caso creo que conocerse bien a uno mismo marca una diferencia tremenda…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s