El trabajo fijo no existe

Puede que resulte muy duro el título de esta entrada pero a veces merece más la pena recibir el shock desde el principio y así empezar a digerirlo.  Si buscas estabilidad en el empleo, o bien prepara a conciencia unas oposiciones, o borra esa idea de tu cabeza.  El mercado laboral español en el que estamos inmersos con todos sus oleajes y marejadas está tendiendo cada vez más hacia la flexibilidad, lo que se puede traducir como empleos temporales con fecha de caducidad. ¿Difícil de digerir?  Sin duda…

Si hablo desde mi experiencia profesional, he de decir que siempre he tenido contratos temporales vinculados a un proyecto, a una sustitución, etc…. Y la única vez que tuve un contrato indefinido lo dejé yo de manera voluntaria para irme a otro sitio de manera temporal.  A veces hay decisiones difíciles pero que sin duda hay que tomar, y las oportunidades no hay que dejarlas pasar, dicen…  La cosa es que cada vez más la demanda principal de las personas que atiendo en orientación no es sólo ya el encontrar un empleo si no que éste sea estable.  Ante esa demanda no me queda más remedio que plantear una realidad: el empleo estable no existe, la estabilidad es la que tú te creas dentro de tu ámbito profesional.  Me explico.  ¿Qué es lo más importante para poder conseguir un empleo? Buscar trabajo de manera constante, activa y proactiva, segura y, sobre todo, manifestando tu capacidad profesional para que no haya duda de tu valía.  Bien, ante un mercado cambiante y temporal, lo único que permanece constante es eso mismo: tu capacidad y tu profesionalidad.  La tarea ahora consiste en ser capaz de, cambiando de empresa, poder mantener ese buen hacer, seguir siendo un buen profesional independientemente de donde tu trayectoria profesional te lleve, en resumen, ser capaz de adaptarte a los sucesivos cambios sin perder un ápice de tu valía.  Y esto depende de ti: formarte, conocer las demandas del mercado laboral, conocer qué empresas pueden contratar dentro de tu sector y ser capaz de moverte y generar contactos de calidad es la vía para que, independientemente de cómo esté el mercado, tú sigas estando en el mercado.

Cambia el foco, el mercado importa pero no es decisivo. Tú puedes aportar cualidades y competencias válidas, pero deben ser adecuadas a la necesidad real del entorno.  La temporalidad impera en nuestras vidas, no te quedes en la queja de no conseguir un trabajo para siempre y dale la vuelta: crece con cada oportunidad que puedas llegar a generar.  Al final, la flexibilidad y la adaptabilidad es la clave para poder mantenerse.

Anuncios