Tu curriculum no es lo que dices, es lo que haces

Esta es una de las frases estrella del libro Superprofesional de Alfonso Alcántara, y la verdad es que no puede ser más acertada. Nos preocupamos demasiado de si poner o no foto, de cómo organizar el curriculum y a veces nos dejamos lo más importante, las tareas que has hecho en tus trabajos. En más de una ocasión me he visto en la tesitura de que sugerir este cambio a alguna de las personas que acuden a orientación ha supuesto una confrontación: “¿para qué voy a poner las tareas que hacía? Si el que lee el curriculum sabe de qué va el trabajo, ya sabe lo que he hecho” Ehhh, ¿estás seguro/a de esto?

Por poner un ejemplo, he conocido a muchas personas que han trabajado de dependiente/a en una tienda y os puedo garantizar que todas ellas han realizado múltiples tareas, algunas evidentemente coinciden pero otras no, y es que porque un puesto de trabajo se denomine con un nombre concreto no necesariamente se desglosará siempre en las mismas tareas y funciones. Cuando hacemos un curriculum debemos pensar en la persona que lo va a leer. ¿Conoce tu trayectoria? ¿Te conoce a ti? Puede ser que la persona no sea un profesional del oficio y sea un seleccionador externo, ¿porqué no se lo pones fácil y le señalas las tareas más importantes que hacías? Como recoge el libro Superprofesional, la información más importante y fiable para un/a seleccionador/a son los contenidos detallados de tu curriculum, porque el puesto importa, la empresa y el tiempo que has trabajado también, pero lo que de verdad importa, lo que va a hacer de ti un/a candidato/a adecuado/a, es lo que has hecho realmente en ese trabajo, tus tareas diarias, lo que has conseguido, los objetivos logrados, las ventas realizadas, la calidad de tu trabajo, y eso sólo lo sabrá la persona que lea tu curriculum si se lo pones bien clarito.

Aunque se diga que el curriculum tiende a desaparecer la realidad es que en el día a día sigue siendo la herramienta estrella para la búsqueda de trabajo. Lo que ocurre es que el curriculum se va adaptando a las necesidades actuales y a los cambios en los procesos de selección. Antes ibas a una empresa, hablabas con el jefe y ya sabía si podrías funcionar o no. Esto ahora no es tan habitual, ahora hay más intermediarios (portales de empleo, empresas de selección, etci) hacen que debas modificar y adaptar tu curriculum para cada oferta. No tienes que tener 25 curriculums distintos, sólo uno que lo irás ajustando y modificando para que la persona que lo reciba, independientemente de si sabe o no sobre tu profesión, pueda valorar si eres o no un/a buen/a profesional, capaz y competente. ¿Qué cuesta más tiempo? Sin duda, pero ten una cosa clara, si tú no inviertes tiempo en mejorar tus herramientas, nadie lo hará por ti, y el/la único/a que va a salir ganando eres tú…

Os dejamos la intervención en Ésta es la nuestra de Aragón Radio donde hemos hablado con Javier de Sola y Ainara Güerri sobre este mismo tema.

Facebook Esta es la nuestra
Facebook Esta es la nuestra

 

Podcast de Ventanas de Oportunidad 07/04/2015

Programa Ésta es la Nuestra

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Reblogueó esto en Cursos -> prácticas -> trabajoy comentado:
    Excelente Elena, cómo siempre.
    … lo que has hecho realmente en ese trabajo, tus tareas diarias, lo que has conseguido, los objetivos logrados, las ventas realizadas, la calidad de tu trabajo, y eso sólo lo sabrá la persona que lea tu curriculum si se lo pones bien clarito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s