#Aquílaradio: El acoso sexual en el trabajo

En las últimas semanas estamos asistiendo a una proliferación de denuncias de acoso sexual. Los casos de acoso por parte de famosos y poderosos productores de Hollywood están sacando a la luz una serie de vergonzantes actuaciones sexistas donde la cosificación de la mujer se materializa de manera plena y además, genera que éstas pierdan oportunidades laborales de manera clara. Uno de los últimos casos es el de Lena Heady, famosa por su papel de Cersei en Juego de Tronos. Tal y como afirma en su cuenta de Twitter, Headey aseguró que durante el Festival de Cine de Venecia el productor le preguntó si quería pasear con él y mientras paseaban Weinstein se le insinuó a la actriz quien tomó como una broma las insinuaciones pero no volvió a trabajar en una película de Miramax.  El acoso sexual en el trabajo es algo muy serio y, aunque sea ahora cuando más se está comentando a raíz de los casos de Hollywood, no debemos perder de vista que cualquiera somos susceptibles de sufrir cualquier tipo de situación vejatoria o acoso en el trabajo. Y debemos estar preparados y saber cómo actuar.

¿En qué se diferencia el acoso sexual del mobbing?

Diferenciemos entre acoso sexual y mobbing, pues no es lo mismo. El primero hace referencia a una situación donde a nivel sexual sufrimos algún tipo de vejación.  Concretamente se define como la situación en que se produce cualquier comportamiento verbal, no verbal o físico no deseado de índole sexual con el propósito o el efecto de atentar contra la dignidad de una persona, en particular cuando se crea un entorno intimidatorio, hostil, degradante, humillante u ofensivo, según la Directiva 2002/73/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea.  En cambio, el mobbing o acoso laboral se puede definir como el trato hostil o vejatorio al que es sometida una persona en el ámbito laboral de forma sistemática, que le provoca problemas psicológicos y profesionales.  Desde despreciar el trabajo hasta ir quitando funciones o aislar del equipo,cualquier situación que genere un menoscabo del profesional desde la subjetividad y el poder se puede considerar como acoso laboral.

En el ámbito en que nos movemos, que es el del empleo, vemos que el mobbing está directamente relacionado con el ámbito laboral, mientras que el acoso sexual se puede sufrir en cualquier esfera de nuestra vida, no sólo en el ámbito laboral. Lo malo es cuando ambos se mezclan en el mismo entorno. Y es que en ocasiones, el acoso sexual se da en el entorno laboral, hablándose de acoso sexual laboral. Tal y como recoge este artículo de Carolina Martínez, el acoso laboral pretende que un trabajador renuncie o deje su cargo, mientras que el acoso sexual laboral pretende que un empleado conceda favores sexuales. Si bien en algunos casos no hacerlo puede terminar en un despido, no siempre es su fin último.

​¿Qué hacer ante un caso de acoso en el trabajo?

Sin duda alguna, independientemente de si tiene el agravante sexual o no, lo primero es denunciar ante el Comité de Seguridad y Salud de la empresa o el representate de los trabajadores. Por lo general, la vergüenza, el miedo y el propio sentimiento de inferioridad e indefensión en el que nos vemos abocados cuando hay una situación de este tipo, hace que nos resulte muy difícil el hecho de denunciarlo. Pero es la única vía. Tampoco olvidemos que este tipo de situación se puede dar tanto en hombres como en mujeres, aunque en el caso de las mujeres es más elevado el grado de incidencia. Según publica Heraldo de Aragón En Aragón, los juzgados investigaron a lo largo del año pasado 165 posibles delitos de abusos sexuales y 18 de acoso, aunque solo llegaron a dictarse 24 sentencias firmes por estos mismos motivos

No debemos olvidar que el acoso en el trabajo es una falta muy grave de acuerdo a la Ley sobre Infracciones y Sanciones en el Orden Social. Así pues, el prioritario denunciar.  También podemos acudir a la Inspección de Trabajo pero es recomendable hacerlo acompañado de un representante sindical de la empresa. No debemos olvidar que en muchas ocasiones este tipo de situaciones pueden ser difíciles de comprobar. Según este artículo de El Economista, para que ante los tribunales se pueda argumentar una denuncia de acoso se deben dar tres situaciones:

  1. Debe ser una situación repetida en el tiempo y prolongada, sistemática, no un hecho aisladono
  2. Además deben ser actos calificados como hostiles: gritos, comentarios atemorizantes, dejar en ridículo y menospreciar el trabajo, etc.
  3. El objetivo es menoscabar la integridad del trabajador.

Es importante poder hacernos con pruebas o informes médicos o psicológicos, incluso testimoniales, que puedan reforzar nuestra denuncia. Si nos vemos en esta situación, podemos acudir a sindicatos, a nuestro centro de salud para una valoración médica. También podemos ponernos en contacto con entidades especializadas como ACAT: La Asociación contra el Acoso Psicológico y Moral en el Trabajo o algunos específicos para mujeres como recoge en su web el Ayuntamiento de Zaragoza. En esta entrada del blog LoEntiendo.es podemos ver cómo actuar y recomendaciones de manera más pormenorizada e incluso descargarlos un Ebook con testimonios de apoyo denominado Asistencia Psicológica: Soporte esencial para el afectado de mobbing.

No olvides, no estás solo/a, busca apoyo, denuncia y hazte valer. Ningún trabajo merece que pisoteen tu dignidad.


De todo esto y más hemos hablado en Aquí la Radio de Aragón Radio, con Paco Doblas y Ainhara Güerri.  ¿Quieres escuchar el podcast? Haz click aquí. Y si quieres escuchar en directo el programa, puedes hacerlo a través de la web o sintonizar la emisora en Aragón.

aqui-la-radio-aragon-radio

photo credit: Melinda Young Stuart Graphic Message via photopin (license)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s