Cómo organizar la búsqueda de empleo: la planificación

Hace unas semanas hablábamos de cómo organizar la búsqueda de empleo centrándonos en uno de los puntos más importantes: la información. ¿Cómo accedo a las ofertas, dónde puedo consultar noticias relacionadas con el empleo? Estas preguntas a veces son constantes en la búsqueda de empleo y el poder tener una respuesta para ellas es fundamental para conseguir avanzar en el proceso de buscar.

Pero no sólo tengo que saber dónde acceder a la información, sino qué hacer con esa información, cómo organizarme y cómo planificar mi búsqueda de empleo. Hay personas que piensan que hacen una búsqueda de trabajo muy intensa, y solamente están apuntadas en Infojobs (rellenado a mitad, por cierto) y miran la prensa de vez en cuanto. Eso, ya lo siento, pero no es una búsqueda intensa de empleo. Y es que, por mucho que nos pese, todo lo que yo no haga para buscar trabajo no me va a dar ningún fruto. O sea, me lo tengo que currar, no hay más. Esto desespera, y mucho, pero si no eres tú el/la que toma las riendas de tu búsqueda, no hacemos nada.

¿Cómo planifico mi búsqueda?

Una vez que tengo la información, la estructuro. Un ejemplo puede ser:

  1. Empresas del sector en el que estoy buscando,
  2. Empresas de trabajo temporal y agencias de colocación
  3. Portales de empleo
  4. Redes sociales y webs de noticias de empleo
  5. Contactos directos

Es decir, aglutino la información recopilada por áreas. Cuando tenga cada recurso colocado en su bloque, priorizo, ¿por dónde empiezo? ¿Por revisar empresas del sector, por apuntarme en agencias de colocación o por hacerme un perfil en redes sociales? Por empezar por lo sencillo, tal vez lo mejor sea retomar los contactos. Tu entorno directo tiene que saber que estás buscando trabajo, y tus antiguos compañeros, colegas de clase, en fin, cualquier persona que conozcas, tienes que retomar el contacto, si pedir, sin exigir, simplemente interesándote por esa persona, preguntándole qué tal va todo, incluso abriendo la puerta para quedar a tomar un café. Y señalar que buscas trabajo (indicando qué o el área) y que si se entera de algo, que te tenga en mente. Todo esto bien hecho, ya me entiendes…

Una vez que tengo mi entorno conmigo en su cabeza, vamos a abrir el abanico. Aquí podemos combinar hacer autocandidatura a empresas del sector en el que estoy buscando (si tienes dudas consulta el post de Cómo organizar la búsqueda de empleo: la información)  junto con la inscripción en empresas de trabajo temporal, agencias de colocación y portales de empleo. Ojo, ¡¡no en todos!! La clave de planificar está en hacerlo con cabeza. Cribaré aquellas  empresas de trabajo temporal, agencias de colocación y portales de empleo según me resulten útiles. ¿Y cómo hago la criba? Revisando las ofertas que publican, o su página web. Si busco trabajo en ingeniería mecánica, por ejemplo, es más que probable que las webs que  te puedan interesar no sean las mismas que si busco trabajo en servicio doméstico. Cada vez más la especialización de muchos portales de empleo es la clave para que funcionen mejor. La web de marcaempleo.es nos ofrece directorios de empleo por sectores y también de empresas de trabajo temporal y de selección. También Sergio Ibañez ha hecho un trabajo ingente en la web de 5campus.org, y por supuesto el blog de Jose Carlos Muñoz Parreño es más que recomendable.  Si queremos tener un listado de portales de empleo generalistas, marcaempleo.es también nos ayuda. En la página del SEPE podemos consultar las agencias de colocación autorizadas a nivel nacional separadas por provincia y consultar algunas de sus ofertas en gestionandote.com. En empleate.gob.es podemos ver ofertas de empleo y entrar en cada servicio público de empleo según la comunidad autónoma para ver las ofertas de la zona. A grandes rasgos, con esto tal vez tengamos ya cubiertos los puntos referentes a empresas de trabajo temporal, agencias de colocación y portales de empleo.

Por último nos quedaría el punto de redes sociales y webs de noticias de empleo. En este punto a muchas personas les surgen dudas, no acaban de ver la utilidad de estar en las redes sociales o, simplemente, “no se manejan” Bueno, esto es como todo, las redes sociales son una vía más, es una opción personal si las quieres usar o no, pero lo que está claro es que si no haces un uso inteligente de las mismas, te estarás perdiendo opciones.  Ante el uso de las redes sociales, para personas “reacias” puede ser interesante un uso “pasivo” de las redes sociales, no buscando tanto la participación y sí buscando la información.  Sea como fuere, si valoras el uso de las redes sociales para buscar empleo deberás crear un perfil adecuado y también darle un uso adecuado, en este artículo podemos hacer una revisión de las más interesantes.

Para acceder a información, nunca me cansaré de recomendar blogs como los que recogí ya en el artículo de los mejores blogs de empleo.  Toda información es poca y en estos más de diez blogs tenemos acceso a un montón de ella, tanto para mejorar nuestra búsqueda con herramientas como sobre eventos y actividades de empleo.

Y sin duda, llevaremos un registro de toda nuestra actividad, sobre todo de las autocandidaturas y de las ofertas a las que me inscribo.  Una excel es una gran ayuda, o google calendar.  Y sí, hay que invertir tiempo, pero buscar trabajo cuesta, por eso, mejor hacerlo bien, ¿no?

Anuncios